Saludos de Dharma

jueves, 11 de agosto de 2011

Soñar en tus brazos




Déjame soñar en tus brazos
imaginar una vida felíz
nadar en el mar de tus deseos
morir cada noche en tus labios de anís.

Déjame soñar con tus besos
que sólo soñando puedo vivir
creyendo que voy y regreso
pensando que estoy...
y en el próximo dormir volveré.

Déjame soñar...
ya no me intentes despertar
aquí mi imaginación vuela
y mi sonrisa permanece eterna.

Permite que descanse en tu lecho
escuchar la composición de tus latidos
mi pulso va acompañando
cantando en silencio
la triste historia de mi destino.

Quiero dormir abrazada a tu alma
un río cauteloso me va invadiendo
la sangre fluye con calma
el atardecer parece estar cediendo.

Concédeme el deseo de despertar
envuelta en tu ardiente fuego,
apaga mi incendio con tus besos
y cura las heridas con un "te quiero".

Déjame soñar en tus brazos,
la luz golpea fuerte la ventana,
ya no puedo resistirme
la mañana me amenaza
me niego a abrir mis ojos
porque sé que a mi lado no descansas.