Saludos de Dharma

lunes, 4 de julio de 2011

Por Dharma


Sin título

Pomelos deliciosos tus senos
Turgentes frutas de ambrosía
Que con trémulos labios deseo besar
Tus cabellos en ígneo racimo
Acaricio con dulce mimo
Tu cuello de mármol pulido
Afanosamente relleno con mis besos
Obsequiosa soy al entregarte mis ardientes labios
Mi melancólica y dócil niña


Amor Nocturno

El pincel de tus ojos ilumino mi piel
Entre suspiros y besos dibujaste mi ser
En nocturno aquelarre tus labios sembraron vida a mis carnes
El devastador amor clavo mi alma a la tuya
La demente lujuria entró por mi boca
Me enloqueciste con tu pecho de mujer
Mientras en erótico baile tu piel sacudió todo mi cuerpo
En lento vuelo desmaye
Después de la pasión mi corazón quedo ciego
Mi infinito amor le pertenece a tu carne voluptuosa
A tu beso ardiente
A tu ígnea cabellera
A tu cálido sexo
Y a tu pálida belleza

Quiero llorar porque mi pecho abierto
Espera el bálsamo de tu amor nocturno
Dulce diosa de veneno y miel