Saludos de Dharma

sábado, 4 de junio de 2011

Mitos y realidades de ser lesbiana


Las lesbianas son masculinas, se quedan solas, no tienen hijos, necesitan un hombre, están confundidas, odian a los hombres”.... seguramente has escuchado estos mitos y lo terrible es que te los creas

Un mito es una falsa creencia sobre algo o alguien, a través de la historia han existido muchos mitos en torno a las lesbianas y homosexuales, a los hombres, a los mujeres, a muchas situaciones, los mitos ocasionan rechazo, miedo y falsos estereotipos de la realidad.

En algunos casos cuando se escuchan comentarios negativos por la orientación sexual, esta información se acepta y se interioriza, es por ello que muchas lesbianas se forman una imagen llena de mitos sobre ellas mismas y la homosexualidad, dando como resultado la propia lesbofobia y homofobia.

Los mitos se trasmiten de generación en generación, se aceptan, sin ir más allá de la información que se tiene, por ejemplo muchas personas, no conocen a alguien homosexual y sin embargo tienen una imagen negativa, que se ha fomentado por los chistes, la homofobia, los estereotipos en medios de comunicación, por la cultura, por la familia, por ignorancia y por la falta de información.

Es necesario analizar los mitos más comunes, analizarlos para que estas ideas no ocasionen un sentimiento de culpa consigo misma. Al tener información positiva sobre la orientación sexual, ayuda a la aceptación personal, y sobre todo a mejorar la autoestima.

De acuerdo con el libro “Sencillamente Diferentes” de Mary Bolt González, “el rechazo social, incluyendo la agresión directa y la mala imagen que las personas se forman de las mujeres lesbianas en base a su preferencia sexual genera inseguridad e incide de forma determinante en la formación de la baja autoestima en las mujeres lesbianas y en su proceso de aceptación”.

Para muchas mujeres el sentimiento de atracción hacia una mujer, puede percibirse, en cualquier momento de la vida, desde pequeñas, en la adolescencia, aún habiendo tenido novios, estando casadas o con hijos, a una edad madura.
En realidad no hay una edad especifica para darse cuenta, que te atrae una mujer.
Sin embargo los comentarios y la información que se reciba sobre el lesbianismo influirá para formar una imagen positiva o negativa de si misma.

Cuando estamos luchando por crear una imagen positiva sobre el lesbianismo, necesitamos estar seguras que las cosas que dice la gente que rechaza a homosexuales y lesbianas son en su mayoría falsas y es por falta de información.

De acuerdo con el libro Mitos y realidades del Sexo Joven de la Dra. Anabel Ochoa “Mito es algo nefasto, una versión que desfigura lo real, en donde se exagera desde el desconocimiento y da la apariencia de ser lo que no es” “La falsa información es doblemente dañina porque ocupa un lugar que crees resuelto en vez de buscar respuestas propias”.

No necesitamos encontrar a un hombre adecuado.
Una mujer lesbiana no necesita buscar un hombre para que cambie de orientación sexual. La sociedad que pretende imponer la heterosexualidad, no reconoce que existen otras orientaciones sexuales, tan validas.
Las personas heterosexuales no necesitan encontrar a alguien de su mismo sexo para que cambien su orientación sexual.
No se trata de tener una relación sexual para saber que te gusta un hombre o una mujer, es cuestión de sentimientos y de atracción, una relación sexual no es garantía del descubrimiento de la misma orientación sexual.
Hay personas bisexuales que se relacionan tanto con hombres como con mujeres, pero las lesbianas no necesitan relacionarse sexualmente con un hombre.

La imposición del modelo heterosexual es violencia sexual contra todas las mujeres y todos los hombres. Con esta imposición no hay respeto a la libre determinación, del derecho a la vida privada, a la libre expresión.

No queremos ser hombres
La mayoría de las lesbianas están muy felices de ser mujeres y están a gusto con su genero. No hay que confundir transexualidad con lesbianismo. Cuando se dice que las lesbianas quieren ser hombres, estamos hablando de transexuales, que son las mujeres que quieren cambiar su sexo y ser hombres. Lo importante es reconocer la diversidad que existe dentro de todas las lesbianas y respetar la apariencia de cada quien.

Apariencia masculina o femenina
Hay muchos mitos sobre la apariencia física. La verdad es que las lesbianas son tan diversas en gustos para vestir, como todas las personas. Las mujeres que coinciden con el estereotipo masculino no necesariamente son lesbianas y hay mujeres muy femeninas que son lesbianas.
No se puede saber si una mujer es lesbiana o no solo con verla.
El asunto de la apariencia es una cuestión de comodidad y de diversidad en cuanto a la imagen, hay quienes se sienten cómodas con cabello corto, y otras que lo traen largo, asi como unas que se pintan y otras que no.
Definitivamente las generaciones de lesbianas van cambiando y en la actualidad es más común ver a lesbianas muy femeninas.

El porque somos lesbianas
Recordando una frase en las marchas del orgullo lesbico-gay: “Somos lesbianas porque nos gusta y nos da la gana”.
Muchas investigaciones han intentado probar muchas teorías y no se ha encontrado que causa la homosexualidad. Lo cierto es que nadie pregunta qué causa la heterosexualidad. La realidad es que algunas mujeres son lesbianas, otras heterosexuales, otras bisexuales, todas tienen el derecho de ejercer su sexualidad.
La realidad es que la homosexualidad y el lesbianismo han existido a lo largo de la historia.

Las lesbianas si pueden tener hijos
No hay que olvidar que somos mujeres y que la orientación sexual no te impide tener hijos, esto es una decisión personal y un derecho que tienen todas las mujeres. Muchas lesbianas tuvieron hijos de relaciones heterosexuales anteriores, algunas lesbianas solas o con pareja deciden tener hijos por inseminación artificial. Otro mito es sobre los hijos e hijas: La gran mayoría de lesbianas y homosexuales provenimos de padres heterosexuales, sin que esto tenga que influir para la orientación sexual.

Relaciones inestables o estables.
Inestables comparado con que? Los heterosexuales no han encontrado la fórmula para tener una relación estable por mucho tiempo. La diferencia en las relaciones lesbicas u homosexuales, es que no hay un contrato de matrimonio que te una a la pareja, no hay presiones de la familia para que sigan juntas y no hay necesidad de mantener las apariencias, se está con alguien hasta que lo decidan.

Sobre el grado de relaciones sexuales
La sexualidad esta presente en todos los seres humanos. Hay personas más o
menos sexuales que otras tanto heterosexuales como homosexuales.
Disfrutar de la sexualidad es un derecho, que debe ejercer cada quien de manera responsable, libre de discriminación, violencia y coerción.

No es natural
Lesbianas y homosexuales han existido a través de la historia. Lo que mucha gente piensa al decir que no es natural es que no produce hijos (as) y que eso es una amenaza para la especie. Hay muchas parejas que no pueden tener hijos o deciden no tenerlos, las lesbianas si pueden tener hijos.
Lo que seria contra la naturaleza de un@ mism@, es tener relaciones con alguien del sexo opuesto siendo que no es lo que deseas.

Religión
A muchas familias les cuesta trabajo aceptar la orientación sexual de sus hijas o hijos porque creen que es contra su religión.
A muchas lesbianas les cuesta trabajo entender lo que sienten cuando han escuchado de la religión que ser lesbiana es malo. Hay muchos grupos defensores de “la moral y las buenas costumbres”, que promueven la homofobia y el rechazo a la homosexualidad.
El amor, la felicidad y el respeto son las bases de la mayoría de las religiones, aunque es difícil recordar esto cuando gente con motivaciones religiosas fomentan el odio, la homofobia y discriminación que no son valores humanos ni familiares ni religiosos.

No odiamos a los hombres
La misantropía es el termino utilizado para aquellas mujeres que odian o rechazan a los hombres, como la misoginia que es el odio de los hombres a las mujeres. A las lesbianas se les cuestiona si odian a los hombres, lo que sucede es que muchas están en contra del machismo, eso no significa odiar a los hombres. Este tipo de rechazo hacia el sexo opuesto proviene de actitudes que se han aprendido a través de los años y puede estar en cualquier persona sin que influya la orientación sexual.

Auto aceptación
Es necesaria la información, empezar a informarte, acudir a grupos de apoyo, leer acerca del lesbianismo, es importarte definir lo que estas sintiendo, hacia quien se dirige tu deseo, el decirte si eres lesbiana, bisexual, heterosexual o transgenero, viene después. Las dudas surgen porque no se dispone de información correcta.

Es preciso reconocer de acuerdo a los psicologos Cass y Traiden, que el rechazo de la etiqueta no necesariamente esta presente en todas las personas y que aunque con menos frecuencia, hay quien tras reconocer y aceptar sus deseos se define como lesbiana u homosexual, e incluso sin tener relaciones o conocer a mas gente.
Las lesbianas son mujeres cuyos principales intereses sexuales, eróticos, emocionales, y sus actividades está dirigidos a personas del mismo sexo.
Las lesbianas están presentes en todas las clases sociales y profesiones, son de todas las ideologías, casadas, solteras y madres.

Tener una actitud positiva ante el lesbianismo y en relación así misma es algo importante que contribuye al desarrollo de la propia identidad, favorece la autoestima, ayuda a conocerte, a comprenderte a valorarte. En cuanto la imagen de si misma sea positiva como lesbiana y se diferencie de la imagen negativa que tiene la sociedad, la aceptación de la orientación sexual será mayor y más fácil el proceso de identidad personal.

Es importante analizar los mitos más comunes para no permitir que influyan de manera negativa en el proceso de la identidad y de la aceptación personal, ayuda buscar información con grupos especializados en el tema, hay que eliminar mitos que muchas veces nos creemos y son una falsa realidad de nosotr@s mism@s.