Saludos de Dharma

sábado, 30 de octubre de 2010

Como superar una ruptura


Superar una ruptura puede ser muy difícil y en la mayoría de los casos bastante traumática. Al compartir con una persona nuestra vida, hace que dependamos de ella para muchas cosas. En el momento en que esa convivencia acaba consigue que nuestro estado de ánimo y nuestra conducta cambie drásticamente. ¿cómo superar una ruptura?

Mantener una actitud positiva
Aunque la separación se esté haciendo insoportable, ten encuentaque la acabarás olvidando. Así que ahuyenta los malos pensamientos de tu cabeza tipo: “jamás la olvidaré”, “nunca podré vivir sin ella” o “nunca me volveré a enamorar”. Sépositiva y piensa que el tiempo lo cura todo, aunque ahora te parezca imposible.

Evitar los pensamientos destructivos

Pensar qué estará haciendo ella o con quién estará sólo te autodestruirá. Tampoco te mortifiques con ideas como “si hubiera hecho esto…”, “si hubiera dicho aquello…”. Las razones por las que se rompe una pareja son muy complejas y siempre suele haber más de una causa. No pienses en el pasado sino en el presente.

No la llames
No la llames ni frecuentes los mismos lugares que ella para encontrártela. Si la ruptura es reciente, pero definitiva, el tener contacto con ella sólo te hará daño. Para que quede una buena amistad es necesario tiempo.

Habla con alguien
Tus amigos y familiares pueden convertirse en el pilar sobre el que apoyarte para superar estos duros momentos, que se conviertan en tu pañuelo de lágrimas. Compartir con alguien los sentimientos de tristeza o depresión ayuda a aliviar el dolor.

Manténte activa
Hacer ejercicio regularmente mejorará tu estado anímico y social y sigue saliendo con amigos y con la familia. No olvides el ámbito intelectual: mantener tu trabajo, involucrarte en proyectos, leer sobre temas que le interesen. En fin, que estés entretenida todo el tiempo posible para que no te dé tiempo a pensar en la ruptura. Esconderse en casa llorando no es nada bueno.

No busques desesperadamente un sustituta
Disfruta de tu libertad. Olvídate eso de “a rey muerto, rey puesto”. Buscar desesperadamente a alguien que sustituya a tu ex es un gran error. Piensa que en este momento eres muy vulnerable y desquitarse cada día con uno acabará haciéndote más daño. Puede ser una buena etapa para conocer gente nueva, interesante, con la que no tengas que adquirir ningún tipo de compromiso. Aunque si conoces a alguien que te ilusione, no tengas miedo y lánzate, no todas las relaciones tienen por qué salir mal.