Saludos de Dharma

jueves, 7 de octubre de 2010

Poema 102

¿Por qué no vives para amarme?,
si siempre he sido tuya,
no ves que al entregarme,
he doblegado mi orgullo.

No quiero tu carne que es pasajera,
amo tu alma y tu corazón,
quiero que seas mi compañera,
a quien me entregue sin condición.