Saludos de Dharma

sábado, 12 de diciembre de 2009

Feliz navidad


Gracias a todas mi amigas que me han acompañado un año más es por ustedes que existe este sitio...........BESOS MIL..........
REGALOS.........

POSTALES EN MANGA PARA LESBIANAS AQUI:
http://www.buscadordepoemas.com/postales-amor-manga-lesbianas-t799.html?s=2009d6e193d2f08d8e1386cd918c4163&

Que le ponemos a la postal????

No alcanza una eternidad, para poderte vivir,
necesito más, Ni un segundo quiero perder,
Tu amor es como una obsesión, el vicio de mi corazón,
Necesito más, ni un segundo quiero perder.



JUEGOS:
http://www.chicasjugando.com

soltera mira aqui:
http://www.mejoramor.com/mujeres-lesbianas



AUTOESTIMA


Manual de defensa personal para el uso de gays desamparados

1. Soy homosexual desde siempre y nada puedo hacer para cambiarlo. Quien diga que puede es un mentiroso, un iluso o un ignorante.

2. No me rechaces por ser como soy. Mi homosexualidad no es un deseo de ofender ni de lastimar. Es mi orientación sexual natural y constituye un rasgo fundamental de mi personalidad. Es la manera que tengo de entregar mi afecto y de ejercer mi sexualidad y tengo tanto derecho a mi sexualidad como tú a la tuya.

3. Si a veces he deseado ser heterosexual o he actuado como si lo fuera, no es porque mi homosexualidad me haga infeliz sino porque creí que era la única manera de sobrevivir en medio del prejuicio y del odio generales. Medaña muy gravemente que los demás se sientan con derecho a hacerme objeto de su desprecio, burla y agresiones tan sólo porque soy diferente de ellos.

4. El asco, desprecio, horror y desconfianza hacia los homosexuales se llama homofobia. Una fobia es un rechazo irracional y, por lo mismo, una perturbación mental. Ya es tiempo de que sanes de ella.

5. No soy un bicho raro: soy una persona como cualquier otra. En la medida en que me rechaces, me iré alejando de ti. Si soy tu familiar o amigo, no me conviertas en un extraño.

6. Hay homosexuales de todos tipos, edades, razas, nacionalidades y clases: nos encontrarás en el gobierno, las fuerzas armadas, la iglesia, las instituciones de enseñanza, las empresas públicas y privadas y en todas las profesiones y actividades. Aunque no lo creas, aproximadamente la quinta parte de la humanidad somos homosexuales.

7. Si todos y todas las homosexuales desapareciéramos del planeta, te sentirías muy mal: desaparecerían muchas de las personas que quieres o admiras y muchos de tus amigos y familiares. Es posible, incluso, que no hubieras nacido: muchos homosexuales han tenido hijos.

8. Si alguna vez me has dicho que me amas, demuéstramelo: ya era homosexual cuando me lo dijiste y yo te correspondí con mi cariño. No me entusiasma que me menciones lo mucho que me querrías "si yo fuera diferente". No tienes ningún derecho a exigirme ser como tú para que me consideres valioso o digno de tu afecto: eso se llama discriminación y es un delito.

9. No digas necedades como que me preferirías alcohólico, asesino o violador. Si en tu familia deseas asesinos, alcohólicos o violadores, no me consideres pariente tuyo. Yo aspiro a ser una persona productiva y útil, digna de confianza y de respeto. Tus comparaciones me ofenden y me agreden.

10. Si quieres que te respete, tú también tendrás que respetarme. El respeto es la capacidad de considerar el valor de los demás y no tiene importancia cuando no es mutuo.



11. Yo sé que la iglesia católica -y muchas otras que se dicen cristianas- condenan las relaciones homosexuales. También condenan las relaciones prematrimoniales, el adulterio, el sexo oral, la masturbación, la literatura erótica y, en general, todo lo relacionado con el sexo.
Igualmente prohiben la ordenación sacerdotal de las mujeres, el uso de condones, el aborto, los anticonceptivos y la evasión de impuestos, entre muchas otras cosas. En cambio, permiten y aprueban la guerra y la pena de muerte. Si realmente quieres seguir las enseñanzas de Cristo, no confundas su mensaje con las necedades de aquellos que pretenden hablar en su nombre.

12. Muy pocos médicos, psicólogos y psiquiatras están capacitados para entender y valorar la sexualidad humana, ya que sus programas de estudio no la incluyen. No me pidas ponerme en manos de ignorantes. Si quieres entender mi homosexualidad, acude tú con un sexólogo.

13. Hay muchas teorías que tratan de "explicar" el origen de la homosexualidad. Ninguna ha logrado acertar porque los científicos que las formulan parten de la idea de que es una alteración de la conducta, de la biología o la falta de algo. No soy una enfermedad ni un defecto: soy una persona. ¿Tú por qué eres heterosexual? ¿Te lo has preguntado alguna vez?

14. Antes de usar términos como "aberrante", "desviado", "anormal" o "depravado", consulta un diccionario. No hagas gala de tu ignorancia.

15. Nadie es "culpable" de que yo sea homosexual. Yo no "me volví" homosexual porque alguien "me pegara" sus mañas. Si las preferencias sexuales fueran contagiosas, todos seríamos heterosexuales porque ustedes son mayoría. Ni tú ni nadie se volverá homosexual por convivir conmigo.

16. Las historias que has oído o leído acerca de que los homosexuales somos violadores de niños son falsas. Más del 80% de los violadores de menores de edad son heterosexuales, y te lo pueden comprobar en cualquier oficina de defensa de derechos humanos o en cualquier juzgado penal.

17. No soy homosexual porque aún no haya encontrado a "la persona adecuada" del otro sexo. No me atrae ni me interesa tener relaciones sexuales con personas de sexo diferente al mío, así como a ti no te atrae el tenerlas con alguien de tu mismo sexo. Tampoco ando persiguiendo heterosexuales: prefiero relacionarme emotiva y sexualmente con una persona homosexual de mi mismo sexo.

18. No tengas temor de preguntarme lo que sea acerca de mi vida sentimental o sexual y, en general, de mis aspiraciones como persona. Yo estoy deseando que me conozcas mejor y, comunicándonos, te sorprenderás de lo parecidos que somos.

19. No estoy pidiéndote que me entiendas y me toleres, sino que me comprendas y me aceptes. Tolerar es indigno porque la tolerancia es un repudio disfrazado de buena voluntad.

20. Finalmente, no dudes de mi afecto por ti... y no me hagas dudar del tuyo convirtiéndome en tu enemigo. Mi vida es buena y valiosa y tengo que vivirla tal cual es, incluso a pesar de ti.




AUTOESTIMA

La autoestima, es la valoración que tenemos, acerca de nosotras mismas.

La autoestima, no es un estado fijo que viene a un nivel adecuado desde la hora de nuestro nacimiento sino que se va modificando, aumentando o disminuyendo día con día, de acuerdo a nuestras experiencias vividas, esto quiere decir, que si hacemos alguna cosa muy buena, nos sentimos bien, y nuestra autoestima crece, por el otro lado, si hacemos cosas que consideramos malas, nuestra autoestima se daña y se queda lastimada.

Las necesidades de : amor, satisfacción personal, convivencia social, vienen a afectar en buena forma nuestra autoestima cuando son satisfechas, de lo contrario nos acarrearán serios problemas.

De acuerdo al concepto anterior, es preocupante pensar y preguntarme, como esta mi autoestima????

Cuando somos niñas, nuestra identidad sexual se va desarrollando casi sin ninguna complicación, porque entre niños no hay tantos prejuicios y la preferencia sexual no es tema de conversación, sin embargo para quienes desde pequeñas hemos desarrollado gustos no tan “femeninos”, entiéndase, no jugar muñecas, preferir una pelota a una barbie, ser amantes del fútbol, jugar al papa y no a la mama , con nuestras amiguitas, nos vamos identificando en el grupo como un tanto masculinas, ((esto no ocurre con todas las chicas lesbianas)), pero podemos pasarla en paz y disfrutando de nuestros juegos con amigas y amigos.

El problema mayor se da en la adolescencia, cuando nuestro cuerpo cambia, cuando la exigencia del grupo nos dice “hay que vestir a la moda” y no precisamente la moda que a nosotras nos gustaría, sino en la onda femenina, luego, empiezan las amigas, a hablar de chicos, y a nosotras no se nos antoja un chico, sino una chica de la clase. Empiezan las presiones y criticas por todos lados y los grandes cuestionamientos Soy o no soy,, parezco pero no soy,, soy y no parezco ((uffff)), parezco y soy y aquí en la ultima afirmación surge el problema.

Con una iglesia, que nos manda al infierno, con una madre, que nos quiere ver saliendo de casa vestidas de blanco con el príncipe encantador, con las amigas que nos presentan a cuanto chico mal parado este por la calle. Pasamos a experimentar nuestros primeros momentos de soledad, de conflictos existenciales.

Y entonces, es aquí en donde a mi parecer nuestra auto estima resulta muy dañada, si no corremos con mucha suerte para pasar desapercibidas.

Como superarlo???

1. ((Esto es de alta prioridad))) salir del closet, quizá no a un 100%, sino con una persona que nos pueda comprender. Desahogarnos con ella, contarle nuestras dudas, nuestros sueños, nuestros temores, etc. Tener mucho cuidado aquí, de escoger a una persona de mente abierta y que nos tenga cariño, para que sepa escucharnos y comprendernos.
2. Reunirnos con grupos de chicas que sean como nosotras, siempre encontraremos referencia de algún grupo, si somos de este precioso país y no saben a donde, escríbanme y les doy referencias.
3. Buscar información acerca de la homosexualidad, siempre y cuando seleccionemos nuestras lecturas y sean de las que beneficien nuestra forma de pensar y no de las que atacan y condenan este estilo de vida.
4. Realizar actividades que sean gratificantes para nosotras, por ejemplo: música, algún deporte, escribir, leer, estudiar, explotar nuestras habilidades.
5. y pensar siempre en que cada ser humano es diferente y si tuvimos la suerte de ser lesbianas, hay que vivirlo a plenitud, con amor.
6. Alejar de nosotras a toda persona homo fóbica, ya que puede terminar dañándonos mucho.
7. No actuar por las presiones de la sociedad, sino, escuchar a nuestro corazón y dejarnos que el nos guíe, si lo hacemos nos sentiremos mucho mejor.