Saludos de Dharma

martes, 8 de septiembre de 2009

el día de ayer

Háblame hoy como si tus labios estuvieran a un milímetro de los míos, como si tu boca se acercara sin piedad a mi cuello, como si te acercaras por primera vez a mi oído para susurrarme que me deje llevar, como si trataras de calmar mis nervios… Háblame como si ahora mismo estuviéramos compartiendo la misma canción reclinadas en un sofá…
Recuérdame que fuiste tú quien se lanzó sobre mi dejándome apenas sin otra opción que la de resistirme a tus encantos, y recuérdame también como fue el primer roce de mis manos con tu piel y el contacto de mi lengua con la tuya. Recuérdame que no importa perder la cordura de vez en cuando.
Haz memoria y cuéntame el momento en que me tuve que enfrentar a todas las palabras dichas, y a las no dichas........