Saludos de Dharma

jueves, 18 de octubre de 2007

Relaciones Destructivas

Relaciones destructivas, depredadora a la vista

¿Cómo sé cuando una relación me está destruyendo? “Cuando lo más importante es el otro, y mis acciones las empiezo a enfocar en complacerl y mantener esa relación, olvidándome de las otras áreas de mi vida: estudio, trabajo, proyectos sociales, económicos e incluso de la diversión”...

Cuando elegimos a una pareja que nos lastima y cancela toda posibilidad de vivir en armonía con nuestro ser y nuestros deseos.

Frases lanzadas "como al pasar" (zorra, tonta, pendeja, cabrona, etc,) que te hacen sentir insegura. Actitudes despectivas hacia tus planes, tus sueños (si eres una tonta, no vas ha poder, etc). Descalificación constante de tus ambiciones. Comparaciones. Malos ratos. Malos tratos. Ésos son algunos de los síntomas o ejes de las relaciones destructivas. Todo comenzó como un cuento de hadas, pero ahora es un infierno. ¿Qué fue lo que pasó? ¿La princesa se convirtió en bruja o ya lo era?

KIT DETECTOR DE RELACIONES DESTRUCTIVAS

¿Cómo sé cuando una relación me está destruyendo? "Cuando lo más importante es la otra, y mis acciones las empiezo a enfocar en complacerla y mantener esa relación, olvidándome de las otras áreas de mi vida: estudio, trabajo, proyectos sociales, económicos e incluso de la diversión". "Cuando estoy totalmente convencida de que sólo de mí depende que la relación se mantenga, y utilizo todo mi tiempo, esfuerzo y hasta mi dinero en ello, y aunque me siento poco amada, tengo la idea constante de que sólo con esta pareja podré ser feliz.

Cuando me veo sola, ya que con tal de detener a esta pareja he alejado de mi vida a familiares y amistades, siento miedo al abandono, y para evitarlo acepto y tolero el abuso y maltrato (emocional, psicológico o físico).

Cuando el sentimiento hacia la relación es de constante disgusto, enojo, disconformidad, estrés, pero el hecho de vislumbrar el fin de la relación me produce enorme angustia". "Que no se respete lo que dices. Cosas que no se hablan pero sabes que ahí están. La competencia. El no compartir. Las amenazas, el chantaje… Eso de si tú haces esto pasa aquello, son señales de una relación destructiva". ¿Cómo darse cuenta de que el conflicto no es un episodio aislado sino una dinámica insalubre? Simple:
por la repetición. Queridas amigas mucho ojo la princesa puede convertirse en bruja. Para evitarlo debemos hacerle caso a nuestra perspicacia, intuición, resistencia, percepción y previsión. Ser desconfiadas... y amar con el cerebro conectado...

3 comentarios:

Atlantida dijo...

Todo lo que cuentas son relaciones destructivas, sí, todo lo que cuentas y mucho más, o mejor dicho, también lo son por mucho menos. No es necesario que haya agrabios directos, que exista la palabra "tonta". Hay relaciones en las que solo hay palabras de amor, caricias de placer ... y aún así son amargas y tortuosas para uno de los miembros de la pareja. Porque, hay ocasiones en que sin decir una sola palabra mal sonante, sin dar una bofetada ... la otra persona se siente desdichada porque no entiende su vida sin su actual pareja, renuncia a su vida para dar vida al otro ser, de pronto, un día se detiene a pensar, y se siente hundida, perdida, incluso puede que llegue a confiarselo a alguien, a alguien que le diga que no puede permitir más esa situación de subyugación continua. Solo ha servido para desahogarse, mañana continuará igual, dando su vida por entero a alguien que la maneja con bellas palabras que ponen un candado entre ella y el mundo que la rodea.
No pensemos que antes o después llega la amenaza, esta idea es la que hace que mucha gente que vive esa situación de distinta manera nunca llegue a pensar que le están robando su libertad en pos de otra persona.

Dharma Faussart dijo...

Gracias niña por tu comentario. Recuerda que lo más importante es escuchar a tu corazón.
Niña atlantida, me da pena ver a los seres humanos sufrir.
En mi vida todo ha sido sencillo para mi, y en ocasiones siento culpa por ello, pero si este insignificante mensaje le puede servir a alguien con eso me siento útil y en paz.
Besos para ti Atlantida...

Anónimo dijo...

Soy mujer y tengo 33 años, yo soy drogadicta, vivo luchando para no volver a fumar mariguana pues el dia de hoy estoy sobria y mi vida es mejor y se que eso se volvio un problema en mi vida, una ves quise dedicarme a poner uñas de acrilico y puse mi negocio en mi casa una media hermana por parte de padre yego y dijo que me ayudaria a recomendarme con sus amistades y todo me salio mal, el dia de hoy nadie va a mi negocio y no se ni que fue lo que paso, al final reaccione mal, insulte muchas personas en redes sociales, cuando descubri que esta media hermana consiente o no habia logrado, ponerme en contra a todas las personas con las que se lleba, vivimos en un pueblo pequeño, y yo no me llebo con nadie no soy de hacer amigos, y ella creo si, junto con toda su familia no soy de buscarme problemas desde que mey no se como salir de todos estos problemas, no me gusta socialisar, y me siento desesperada, por que les gusta verme sin dinero, fracasada y tocando fondo, solo les platico esto para que cuando regrese alguien a sus vidas que ya les ha hecho daño, no cometan mi herror ni bajen la guardia y no les pase esto que a mi me paso, y ahora no se resolver rehabilite pero reaccione mal, con ira e insultos y todos me discriminan,