Saludos de Dharma

domingo, 8 de julio de 2007

Por folken Cat...

Serenidad

¿Me Amás?... preguntas susurrando a mi oído mientras colocas tu barbilla en mi hombro al abrazarme por detrás; yo continuo con mi observación del horizonte lejano y te contesto "No te quiero... Ni tantito". Entonces tus brazos me oprimen con fuerza, al punto casi de extraer por completo el aire que llena mis pulmones, - ¡Yulia! ¡Eres una maldita, bien que me amas!- dices riendo con esa risa que me arrebata, -¿Entonces porqué preguntas tanto, si sabes que estoy vencida ante ti?- , - Porque me gusta oírlo de tus labios y ver como tus ojos me miran cuando lo haces-, - Te Amo Elena, con toda el alma- Tu expresión cambia al escucharme, sé que lo sabes, puedes sentirlo en cada acto o pequeño detalle que se desarrolla en esta mi vida, que es tuya. Sabes que mi primer pensamiento eres tú y sabes también que el último es para ti, en realidad la manera mas sencilla de decirlo es, que todo el día te pienso en un ciclo continuo y sin fin.

Pero te preocupas por mis profundos silencios, entonces tratas de arrebatarme de ellos, salvarme tratas cuando te sientes más angustiada por ellos, "¿En qué piensas, amor?" me dices cuando me crees más perdida en mis pensamientos, - En ti - respondo con la verdad y te beso entonces con ansiedad, como queriendo que mi alma se desprenda del cuerpo y se deposite dentro de ti, para que ella tranquilice a la tuya, para que le diga "no temas estoy aquí". Me correspondes a ese beso de igual manera y te abrazas fuertemente a mi cuerpo, hasta casi sentir como tu piel se va fundiendo con la mía, "No te vayas" me dices aunque sabes que mi pensamiento andará errante por un rato más, - No lo haré, mi amor, no lo haré- te respondo con sinceridad y pliego las alas de mi pensamiento, pues tú eres el mejor nido para descansar, eres la fuerza que me impulsa a continuar y la vida que llena a mi cuerpo.

A veces la melancolía me muerde un poquito, no lo suficiente como para dejar una marca, pero sí como para ponerme ausente, es en esos momentos en que tú estas ahí, colocando tus brazos para evitar mi caída y es cuando me siento mas protegida por ti. Entonces bromeas o me haces algún cariño que ahuyenta rápidamente al estado dubitativo en el que peligraba caer. -Te Amo- digo con voz clara, se lo expreso al sol moribundo que se oculta en el mar al final del horizonte, se lo digo para que al renacer con la mañana, él recuerde que te amo más allá de mi propia existencia. Te escucho suspirar, siempre logro sorprenderte con algo así, pues como tú lo has dicho muchas veces, no sabes que esperar de mí, pero en realidad lo sabes, tu subconsciente lo intuye. Me conoces bien, sabes que siempre busco la manera y que sería capaz de hacer cualquier cosa con tal de que sientas que te pertenezco, así entonces no me cansaré de repetirlo innumerables veces, Soy Tuya, te pertenece mi cuerpo y es tuyo mi pensamiento. Eres la dueña de mis alegrías y mis arrebatos, simplemente el concepto de pertenencia ha cambiado para mí, ahora el "mío" y el "tuyo" se han fusionado en el "nuestro" .

La noche cayendo sobre nosotras te produce frío, lo percibo por el leve temblor que el fresco nocturno te provoca, entonces te abrazo para transmitirte calor mientras nos alejamos del muelle que tanto adoro. A nuestro alrededor, las farolas del malecón se empiezan a encender con su tímida luz y el sereno crepuscular desciende sobre nuestros cuerpos. Entonces trato de dilatar lo más posible nuestro regreso, pues quiero que en mis ojos se quede grabada tu imagen, así como las miles de instantáneas que guardo en mi mente cada día. Pero continuamos nuestro camino cuando momentáneamente siento resistencia de tu parte para avanzar; te detienes sin soltar mi mano y me miras seriamente, como tratando de imaginar que es lo que estoy pensando, entonces veo que en tus labios se curva una frase "... Sabes Yulia que te amo al punto de no poder amarte más aún", me dices con la voz conmovida y las pupilas dilatadas. Lo sé, la emoción me inflama el pecho de plena dicha, entonces te respondo con un beso que me sabe a sal del sereno marino y estrecho mi cuerpo al tuyo mientras te susurro al oído...Con toda el alma Lena, te amo con toda el alma.....